Cuando acudimos al odontólogo para saber qué hacer con una encía que esta mas baja que las demás la preocupación principal es el aspecto ya que esto afea la sonrisa. 

Todos los pacientes que hemos atendido, siempre nos comentan algo similar: Les trae el factor de belleza y quieren una mayor armonía del tamaño de los dientes. Sin embargo, debemos de saber que, es igual o más importante la encía como factor de protección de los dientes porque protege el hueso que es lo que sostiene los dientes o muelas en su lugar. Ademas, la encía actúa como una barrera protectora de todas las sustancias que entran en la boca, acompañando a los alimentos, y que pueden dañar el hueso de soporte. Es una barrera para las bacterias que tenemos en la boca, así no se reproducen en la raíz llevando a la temida gingivitis y/o periodontitis.

La cirugía de injerto consiste principalmente en extraer tejido conectivo de una parte de la boca (que es como una grasita debajo de la encía) y colocarla en la zona a reparar, de una manera especial y ademas con una cirugía casi sin cortes para no dañar mas la encía a reparar. Ésta, con el paso de unas semanas se conectara con la encía alrededor y crecerá dando la forma a la nueva encía.

Así pues, los injertos de encía, o lo que llamamos Cirugía Plástica Reconstructiva Gingival, tiene una función 100% sobre la salud de la boca y de los dientes y no solo la funciona para que se vea una sonrisa «BONITA» , sino también una boca más «SANA»

Podemos mostrar un par de casos de éxito, para que se vea la mejora de estos tratamientos. No solo a corto plazo sino a largo plazo, ya que son pacientes a los que se les tomo la fotografías del resultado casi al cabo de 4 a 6 meses. Cuando ya estaba estable la encía, y ya había vuelto a su vida normal.

Caso 1

Caso 2

cirugia de las encias

Tras este tipo de cirugía recomiendo un cambio de hábitos que explico en consulta, como una modificación en el sistema de cepillado y algunas cosas que deberás tener en cuenta para conservar tus encías en buen estado.